Abriendo paso al verano.

Amaneceres que se abren paso  por el cielo despejado, mientras algunos pajarillos cantan enérgicamente como si estuviesen dándonos los buenos días. Almuerzos y comidas en la terraza bajo esa sombrilla que nos protege de un sol abrasador a mediodía, y luego, unas cañas, con los nuestros, para brindar por lo primero que se nos ocurra. Paseos que se funden en el atardecer, allí, justo en el horizonte, donde ya no se aprecia el romper de las olas. Noches que refrescan con el sonido de los grillos como banda sonora. Y la Luna, observando solitaria, desde un cielo negro, iluminado por aquellas lejanas estrellas que vete a saber tú lo que esconden, nos da las buenas noches, otra vez.

Processed with VSCO with a6 preset

Sí, ya huele a esos días de verano.

Días que a veces pasan tan rápido, que se terminarán casi sin que nos demos cuenta, o sí, ¿quién sabe?

Processed with VSCO with a6 preset

Lo que sí sé, es que el tiempo se va a cada instante, inconscientemente la mayor parte, y casi en un abrir y cerrar de ojos, pasé de estar maldiciendo al frío mientras me protegía de él con abrigos, a darme de bruces con 30 grados y una buena gripe.

El cambio de tiempo, amigos.

Processed with VSCO with a6 preset

Y a cambios de tiempo, cambios de armario.

La nueva temporada nos trae las mezclas más… ¿Locas? ¿Variopintas? Rojo con fucsia, rosa con naranja, morado con pistacho, etc. Mentiría si dijese que no me encantan.

Processed with VSCO with a6 preset

El verano es esa época tan permisiva en la que nos encontramos casi de todo, desde los looks más festivaleros, hasta unos cuantos turistas con chanclas y calcetines, esa esencia nunca se pierde.

Processed with VSCO with a6 preset

Aunque si hablamos de tendencias propias para esta temporada, la variedad está servida. El punto y el crochet se han consolidado como algunos de los tejidos oficiales del verano. ¿Pensabais que solo el popelín y la gasa eran dignos de reinar en los meses más cálidos? Pues para nada.

Processed with VSCO with a6 preset

Pero eso no es todo. Como muchos sabréis, Vogue, Elle y compañía nos han recordado hasta la saciedad que hay vida más allá del pitillo, y unos más tarde que otros hemos ido rindiéndonos a los encantos de los mayores archienemigos del pitillo: los pantalones de campana. Si por alguna extraña (o no tan extraña) razón  creíamos que nunca jamás volverían a conquistarnos, nos hemos dado de bruces (otra vez) con la realidad. Y aquí estamos, amándolos de nuevo, aunque no solo a ellos. Pantalones tulipán, cargo, oversize, tobilleros con volantes… Sin duda alguna, no estamos escasos en recursos estilísticos.

Processed with VSCO with a6 preset

En cuanto a complementos, los pendientes (cuanto más grandes mejor) siguen llevándose la palma, dejando al choker en un segundo plano tras no darles ni un respiro durante varias temporadas.

Processed with VSCO with a6 preset

Y por último, pero no menos importante, los compañeros estrella: capazo para la playa, y cesta en versión mini para la ciudad. Desde el más ornamentado hasta la más minimalista, ya sea de paja o de esparto, nos harán compañía durante la época estival.

Processed with VSCO with a6 preset

¡Y esto es todo por hoy! Espero que os haya gustado. ¡Buenas noches y hasta pronto!

  • Pantalones: Uterqüe.
  • Top y cesta: Zara.
  • Pendientes: Mango.
  • Sandalias: Fornarina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s